Conducta y/o Socialización


PEDAGOGIA VALENCIA

CONDUCTA Y/O SOCIALIZACIÓN

PROBLEMAS DE CONDUCTA Y/O SOCIALIZACIÓN

conducta 2

 

conducta

 

 

 

 

 

 

 

– Comportamientos disruptivos.

– Falta de autocontrol.

– Problemas en la socialización, grupo de iguales/adultos.

– Actividad y nerviosismo excesivos.

– Baja autoestima.

 

 

Los niños o adolescentes se están formando como personas definiéndose poco a poco. Constantemente prueban límites y pueden mostrar conductas desafiantes, de oposición, desobedientes, agresivas…como parte normal de este proceso de crecimiento e identificación personal.

Considerar una intervención en este tipo de conductas dependerá de muchos factores; frecuencia, intensidad y duración de la conducta, edad del sujeto, factores psicológicos y/o ambientales…ya que son muchos los factores que coexisten.

Por suerte estos problemas de conducta pueden mejorar con las estrategias y técnicas adecuadas.

El trabajo con los padres es de vital importancia, tanto en la parte informativa como a la hora del tratamiento y el seguimiento.

Hay que tener en cuenta también el ámbito escolar, para todas las partes del proceso, información, intervención y seguimiento.

Comportamientos disruptivos

Los comportamientos disruptivos engloban un conjunto de actuaciones que rompen o se alejan de la norma, crean desarmonía y malestar. Son un factor de conflicto en la unidad familiar.

Muchas veces son interpretados como falta de disciplina, aunque muchas veces encierran una gran frustración por parte del que realiza estos comportamientos.

Dependiendo de la etapa de vida del sujeto estos comportamientos se consideran más o menos graves; no es lo mismo una rabieta de un niño pequeño que un comportamiento de rabia en un adolescente, se supone que con la edad aprendemos las normas sociales y son comportamientos más intolerables.

Las familias que vives estos comportamientos en su seno muchas veces están desorientada sobre lo que se debe hacer. Un buen asesoraiento psicopedagógico es la clave para reconducir éste tipo de conductas.

Falta de autocontrol

Controlarnos a nosotros mismos no siempre es fácil, hay veces en las que hacemos, decimos, pensamos… cosas de las que luego nos arrepentimos. Pero hemos seguido un impulso irrefrenable que nos ha hecho actuar, decir o pensar así.

Esto en líneas generales es así, nos puede pasar alguna vez. Pero hay una fina línea entre el comportamiento considerado normal y el patológico.

Esta valoración más concreta sólo la puede realizar un especialista. Cuando la falta de control es patológica necesitaremos asesoramiento y pautas que nos ayuden a modificar esta falta de autocontrol.

Los niños y adolescentes realizan multitud de comportamientos impulsivos y deben aprender a autocontrolarse a moderarse en sus actuaciones, a pararse a pensar qué van a decir, hacer…para no lastimar a los demás ni a sí mismos.

También es muy necesario un entrenamiento en autocontrol asociado a diversas necesidades educativas especiales, problemas conductuales y sociales.

Problemas en la socialización.

El ser humano vive en sociedad y ha de aprender a convivir con el resto de personas que le rodean. Desde muy pequeños empezamos este proceso de socialización que durará toda la vida. Continuamente nos estamos ajustando y reajustando para vivir en sociedad de forma armónica.

Es un proceso natural y fácil para algunos y tedioso y complicado para otros. Además podemos experimentar problemas de socialización sin quererlo.

Por ejemplo un niño pequeño que cuando empieza el cole tiene un nivel de lenguaje pobre respecto a sus compañeros puede que tenga problemas de relación desde el principio. Porque no se comunica, porque no le entienden, puede quedar aislado.

Un niño mayor puede terner problemas de aceptación del grupo de iguales y quedar marginado o incluso sufrir el famoso bulling del que se habla tanto ahora y ha existido siempre.

Un adolescente al cambiar de centro educativo de primaria a la secundaria también podría tener problemas para integrarse en un nuevo grupo.

Son muchas las situaciones en las que una correcta socialización nos ayuda en nuestro crecimiento personal y una mala socialización nos puede llevar a problemas más o menos graves.

Como en todos los casos anteriores la figura del pedagogo o psicopedagogo nos puee ayudar a reconducir éstas problemáticas.

Baja autoestima

Si te gusta Compartelo....
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone